El deseo de prolongar nuestro compromiso con los valores de vida judíos de manera incondicional y para las próximas generaciones.

Es el deseo de un futuro donde nuestros hijos sigan siendo acompañados con nuestros valores judíos. Un deseo para trascender en lo que amamos, dar continuidad a nuestra comunidad y dejar un legado de tradiciones a las nuevas generaciones.

Hacer un Legado Solidario es sostener en el tiempo a nuestra comunidad…

> Es un deseo que dejas escrito en tu testamento, es una decisión de vida.

> Es incluir a la NBI como beneficiaria de un inmueble, activo financiero o porcentaje de tu legado.

> Es educar con el ejemplo en solidaridad, a los tuyos y a la comunidad.

> Es orgullo de pertenencia y altruismo.

Información de interés

Para ser contactado personalmente

escribe a Tomas Münzer, referente de este programa, a

Para recibir más información

Déjanos tus datos y te enviaremos el brochure del programa.