Mural de la NBI «Abraham y los Malachim»

El artista Mauricio Avayú comenzó a pintarlo cuando se inició la construcción del nuevo edificio y contó con la participación de toda la comunidad.

Cada uno de los cientos de detalles de esta obra, cargada de simbolismo, se relaciona con el significado que nos ocultan de forma literal y codificada, las sagradas escrituras.

Respecto a su inspiración para el mural, Mauricio nos comentó: “Cuando nos decidimos a pintar este gran mural, inmediatamente se nos puso por delante la imagen de Abraham y su gran carpa, sinónimos de humildad y hospitalidad a toda prueba, ya que son estos mismos ingredientes los que uno percibe desde el primer momento en que ponemos un pie en esta maravillosa comunidad”.